Fercampo S.A. inicia su actividad de comercialización de fertilizantes en 1960 con productos de importación, dado que la fabricación nacional en aquellos tiempos se limitaba a los abonos fosfatados y potásicos.