División de Protección de los cultivos

 

Proteger (del latín protegere): Resguardar a una persona, animal, vegetal o cosa de un perjuicio o peligro, poniéndole algo encima, rodeándole.

Protección: Acción y efecto de proteger

 

Fercampo ocupa un puesto líder en el mercado andaluz de la protección sanitaria de cultivos, se encarga de realizar servicios técnicos encaminados a ayudar al agricultor en la defensa de cultivos frente a plagas, enfermedades u otras adversidades.

 

La protección de los cultivos tiene como fin la limitación de las pérdidas de rendimiento de la producción de plantas útiles durante el período de crecimiento y después del mismo (protección de productos almacenados). Sirve predominantemente para garantizar los rendimientos, y en cooperación con otras medidas de cultivo, también para incrementarlos.

 

Fercampo aboga por la protección integrada que es un concepto en el que se aplican todos los métodos de lucha y económicamente razonables con la mejor coordinación posible para mantener las plagas por debajo del umbral económico de los daños, poniéndose en un primer plano el uso de factores limitadores naturales. El objetivo fundamental es la mayor protección posible del sistema natural, lo que debe alcanzarse racionalizando las aplicaciones de productos fitosanitarios, integrando al mismo tiempo diversos instrumentos propios de las restantes medidas. La racionalización del uso de fitosanitarios al nivel absolutamente imprescindible debe alcanzarse por adaptación de la dosificación de fitosanitarios a las condiciones reales, por renuncia a productos persistentes y de amplio espectro (perjudiciales para los organismos útiles) y por elección del momento de la aplicación, teniendo en cuenta la protección de los organismos útiles.

 

Distribuimos los productos de las siguientes casas comerciales:

 

 

 

 

Fercampo